AHORA

¿Quién es PewDiePie y por qué es importante?


YouTube es la plataforma más importante de video que tenemos actualmente. No solo se convirtió en la gran biblioteca audiovisual del mundo moderno, si no que además logró desarrollarse como un generador de contenidos originales, dando vida a lo que hoy llamamos los influencers digitales.

En este contexto hace ya varios años el sueco Felix Kjellberg comenzó su canal donde solo se grababa jugando, lo que se conoce en la jerga digital como "gameplays". El éxito de Felix, mejor conocido como PewDiePie, fue tal que en la actualidad es el YouTuber con más seguidores del mundo, superando ampliamente a figuras del mundo del entretenimiento como cantantes o shows de prime time en USA.

En este último tiempo, PewDiePie se mostró en contra de muchas de las políticas que estableció la plataforma YouTube para con los generadores de contenidos. Siendo un pilar de este rubro, se hizo escuchar en más de una ocasión. Siempre utilizando su humor, muy ácido y para nada políticamente correcto.

Esta semana el Wall Street Journal escribió un artículo donde lo acusa de ser fascista, y apoyar el régimen Nazi. Todo en base a nueve videos sacados de contexto, donde el YouTuber utiliza lo sucedido durante la segunda guerra mundial para dar su punto de vista sobre casos actuales.

Este artículo le costó a Felix la cancelación de un contrato que estaba vigente con la compañía Diseny, quien en Suecia distribuía su contenido, además YouTube decidió finalizar su show, que se enmarcaba en un nuevo negocio de la plataforma de contenido original y de pago.

La respuesta de PewDiePie no se hizo esperar y en el día de ayer realizó un video donde acusó al diario en cuestión de sacar de contexto sus dichos.


Pero más allá del caso en cuestión, lo que se plantea frente a lo sucedido es una interrogante aún mayor: ¿los medios tradicionales intentan desestabilizar a los nuevos generadores de contenidos? ¿Son realmente una amenaza los YouTubers para el arcaico mundo de los periódicos? 

Por otro lado, la discusión es muy clara ¿con qué se puede hacer humor y con qué no? Esto mismo lo plantea Felix en su respuesta a el Wall Street Journal, quizás las palabras, quizás el tono, quizás el momento, pero hacer humor sobre lo sucedido ¿lo convierte en un militante del régimen Nazi? 

Mientras tanto todos los días nos enfrentamos a distintos escándalos y cruces entre generadores de contenidos por cosas aún peores, sin ir más lejos en España fue procesado el YouTuber que hizo comer a un vagabundo galletas rellenas con pasta de dientes. 

La interrogante está planteada ¿con qué deberíamos reírnos? ¿cuál es el límite? 

About Emiliano Rodriguez

Emiliano Rodriguez
Recommended Posts × +