AHORA

X-MEN: APOCALIPSIS – ENTREVISTA a Oscar Isaac (Apocalipsis)


Si los X-Men pensaron que enfrentaban a su mayor desafío con viajes por el tiempo y robots asesinos en Días del Futuro Pasado en 2014, no sabían lo que pensaban. X-Men: Apocalipsis ve a un mutante antiguo, increíblemente formidable despertarse de miles de años de sueño y decidir que el mundo de los ochentas necesita un gran reinicio.

Haciendo cobrar vida a esta complicada figura como de dios está el talentoso Oscar Isaac. Desde su gran oportunidad en All About The Benjamins en 2002, Isaac ha estado trabajando regularmente en el cine, apareciendo en cintas como Red de Mentiras, Sucker Punch: Mundo Surreal, El Legado Bourne, Balada de un Hombre Común, El Año Más Violento, y tan sólo en 2015, hizo un gran impacto tanto en Ex Machina como en Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Habla de la filosofía de Apocalipsis, de su propia admiración por los X-Men y de trabajar con el equipo que lo ayudó a entrar y salir de su traje.

 

¿Qué tan familiarizado estabas con los X-Men?

¡Era un gran fan de los cómics de X-Men! Coleccionaba los de X-Factor en particular, que me gustaban mucho, y que incluyen la primera aparición de Apocalipsis. De hecho, fue por eso, por lo mucho que amo al personaje que, cuando descubrí que estaban haciendo una película de X-Men con Apocalipsis como el villano, la busqué. Me daba mucha curiosidad lo que iban a hacer con eso.

¿Cómo te planteó Bryan lo que iban a hacer con él?

Básicamente, la idea es ‘imagina que Dios lleva enterrado los últimos 3,000 años, y despierta mañana y echa un vistazo y se da cuenta de que “no, lo hemos arruinado todo, así no se supone que debería ser”, y decide cambiar las cosas’. Esto es: ¡si Dios despierta y se enfurece! Es el concepto de la segunda venida, de Cristo regresando a llevarse a los elegidos y el resto será destruido junto con el mundo. Es verdaderamente intenso, es de un gran peso, y este personaje personifica esa idea. O al menos, a alguien que cree que ésa es su misión. Del otro lado, el lado no-religioso, es ‘¿y si este tipo fuera el primer mutante, y si su poder fuera que sea el primer ser que realmente, físicamente pueda separar su consciencia de su cuerpo, que tenga, por toda meta y propósito, un alma biológica?’ También es esa noción de ciencia-ficción que me pareció que era muy interesante de una forma divertida y compleja.

Lo que también es divertido es tomar cosas de las diferentes iteraciones del cómic. Porque ha cambiado bastante de serie a serie, sea Apocalipsis Vs. Drácula o la original ‘X-Factor’ de los ochentas o la caricatura. Se mueve de portador en portador y eso es parte del plan, y luego en cierto momento que se interrumpe durante muchos miles de años. Cuando despierta, decide que es el representante del resto de la humanidad y de la evolución, no sólo física o biológica, sino espiritual, y cuando eso está en peligro, despeja el bosque para el nuevo crecimiento, tal y como lo ha hecho muchas veces en el pasado.

Las películas de X-Men siempre tienen grandes temas, y se siente como si él también aportara eso.

Sí. Es una purga lo que está ocurriendo, así que eso es parte del tema mayor. Y esta idea de un dios colérico y lo que eso significa. Pero “apocalipsis” como palabra no necesariamente quiere decir “destruir”. Significa “revelar”, y él está revelando el auténtico potencial de su poder, de las personas que eligen seguirlo. Es en parte por qué lo siguen: porque ven que este ser realmente permite que surjan sus yos más poderosos. Y es una de sus mayores fortalezas, su poder de persuasión.

¿Cómo lo hicieron cobrar vida? ¿Fue difícil?

El diseño fue desafiante. Mi cabeza entera fue encapsulada en prótesis y pegamento y plástico y tubos. Lo que fue divertido fue que pude expresar mucho a través de eso por lo delgado que era. El traje pesaba como 20 kilos, y tenía que llevar un mecanismo de enfriamiento debajo y mi rango de movimiento era increíblemente limitado. Así que para mí se convirtió en el desafío de cómo expresar eso de forma distinta. Obviamente, no estamos haciendo naturalismo aquí; es más parecido a la tragedia griega y al teatro Kabuki. De hecho, vi algo de Kabuki, poniéndole atención a los rasgos físicos que usaban, porque para ellos, aun los gestos más pequeños son muy importantes. Luego tuve que descubrir cómo trabajar adentro de eso. Lo que parecía más expresivo, lo que era demasiado, lo que no era suficiente. Tuve un maravilloso equipo de maquillaje, los chicos de Legacy Effects, y fueron fantásticos y estuvieron ahí todo el tiempo, cambiando cosas y haciendo ajustes.

¿Hicieron más fácil que entraras y salieras del traje?

Sí, eso fue todo un proceso. Al principio, fue un trabajo de maquillaje de tres a cuatro horas, y a medida que transcurrió el tiempo, lo bajamos a aproximadamente una hora, lo cual fue bastante impresionante. Y tuve gente maravillosa de vestuario que fue mi equipo en todo momento; dos que me arrancaban el traje, porque el calor era muy intenso y entraban los de maquillaje y trataban de arreglarlo entre tomas. Todos encontraron la forma de hacerlo muy rápido. Al principio, me tomaba 40 minutos sólo para ponerme el traje y le bajamos a 15 minutos, así que fue un equipo de personas muy impresionante. Y esto sin mencionar lo que se añade por computadora después a aspectos del personaje, particularmente en ciertos momentos de la película. Así que verdaderamente es un esfuerzo de equipo para hacer cobrar vida a este personaje.

¿Cómo te dio la bienvenida el elenco? Parece un grupo divertido.

Aparte de ser Apocalipsis, poder trabajar con Michael Fassbender, James McAvoy, Nick Hoult y Jen Lawrence, en particular, fue muy divertido. Son muy graciosos, relajados, y ya tienen dos de estas películas hechas, así que eso me ayudó mucho a tener un sentido de cómo trabajan. Al principio, la mayor parte de mis escenas eran con Michael y ésa fue una amistad instantánea y tan grandiosa como pensé que lo sería. Así que eso fue la parte más memorable para mí realmente, poder conocer a estas personas y trabajar con ellas.

¿Jennifer se condolía contigo por la situación del maquillaje?

¡Ay, sí! ¡Era su hermano azul! Sentí su dolor, eso es seguro.

¿Cómo fue trabajar con Bryan?

Es increíblemente colaborativo y un hombre muy inteligente, y muy en sincronía con los temas de la historia y lo que estábamos tratando de hacer ahí. Me la pasé muy bien con él y con Simon Kinberg simplemente hablando de lo que es posible con este personaje y cómo hacerlo algo interesante y especial, no sólo para el público sino también para nosotros; ¿qué queríamos explorar para poder hacerlo personal? Y estuvo muy abierto a esas ideas y a jugar con los temas y con el diálogo y realmente disfruté eso.

¿Hay algo que te alegrara haberle aportado a Apocalipsis?

Creo que conectarlo a una idea espiritual real; ese aspecto fue interesante para mí. Hubo algunas cosas que se nos ocurrieron en términos del diálogo en todo que me alegraron mucho, ¡pero no puedo decir nada al respecto sin revelar cosas! Queríamos algunas cosas inesperadas.

Días del Futuro Pasado fue enorme en términos de la escala y el éxito. ¿Qué podemos esperar de Apocalipsis?

Lo que podemos esperar es la idea que la familia sigue siendo algo importante. Es una escala enorme; ésta es la mayor hasta ahora. Y conflictos reales para ellos, de las primeras veces que los tienen. Están luchando los unos contra los otros, no sólo por la supervivencia del mundo, pero por lo que son los X-Men.

¿Y ahora vas a querer que se haga Apocalipsis Vs. Drácula?

¡Sí! ¡Será una nueva serie de películas!

About Ernesto Aguirre

Ernesto Aguirre
Recommended Posts × +