AHORA

Rising Star: Un reality que promete cambiar las cosas en la TV

El formato es de origen israelí, y promete cambiar la forma convencional en la que se desarrollan los talent-shows y realities. Debutará en Estados Unidos en ABC este domingo.
La televisión abierta no es lo mismo que era hace 10 años, de eso no hay dudas, pero ¿Será esta una crisis momentánea dada por el auge de internet y las plataformas móviles? o ¿Es este el comienzo de la decadencia definitiva del medio como lo conocemos? Eso nadie lo sabe todavía, pero dependerá casi exclusivamente de las ofertas que existan tanto en la televisión abierta como en las plataformas con acceso a internet. Algunos analistas sostienen que estamos comenzando en la actualidad una época multiplataforma, que se pronunciará aún más en el futuro, en donde tendremos varios aparatos, todos con acceso a internet, como la computadora, las terminales móviles, o la televisión, y en donde se podrá acceder a los mismos contenidos en cualquiera de ellos. Podemos ver esto en el siguiente caso: Lo que antes podía escucharse solo en una radio analógica, se puede ahora escuchar en cualquier terminal, y las radios funcionan en la televisión paga, en terminales con acceso a internet, e incluso en la radio convencional. Algo así pasará con todos los contenidos. A esta posición es a la que más me alineo. Sin embargo, otros sostienen que la televisión sucumbirá como electrodoméstico, descendiendo aún más sus ventas dado a la baja demanda que se generaría por la alta demanda de las otras plataformas con acceso a internet, que pueden suplantar a la televisión. Esta visión tampoco sería demasiado loca teniendo en cuenta el descenso estrepitoso en las audiencias en Estados Unidos en comparación con una década atrás.

Surgen varias dudas sobre esto. Para empezar, ¿Es realmente un descenso en la cantidad de gente que mira televisión?, o ¿en realidad la gente mira los programas en otros horarios o plataformas? Los programas no miden el mismo rating que antes, producido por ambas cosas. Por un lado, es visible, y lo dicen las mediciones, que las personas están mirando menos cantidad de tiempo la televisión que antes, y por otro, se miran los programas en otros horarios que no son los en los que el canal decide emitirlos. En esto último entran opciones como DVR, Hulu, etc. Así, por ejemplo, un programa puede medir 3 puntos demográficos (Adultos 18-49) durante la emisión, pero añadir otros 4 puntos mientras se encuentre disponible para verlo con DVR en la TV. Así el programa logra números más parecidos a los que se veían años atrás (en donde no estaba disponible la opción DVR).

Tomando rasgos generales, que no se aplican en todos los casos, parece ser que las personas optan por ver los programas de televisión que les interesan cuando quieren, no valorizando demasiado la televisión en vivo (con excepciones de noticias y eventos especiales).

Pero no todo son números negativos. En Estados Unidos, casi todos los eventos importantes, como transmisiones deportivas y entregas de premios han estado subiendo año tras año en cantidad de televidentes que miran en directo el programa, y a su vez generan grandes flujos de actividad en las redes sociales, que pueden potenciar a más personas a encender la televisión para ver lo que sucede.

El nuevo programa que la cadena ABC (perteneciente a Disney), Rising Star. está por estrenar este domingo a las 9PM, promete un cambio en la estructura convencional de los realities en vivo en televisión. Muchos realities o talent-shows se han venido desmoronando en audiencia con el correr de los años, un clarísimo ejemplo es American Idol, programa que logró marcas muy difíciles de superar, y desde el 2012 no para de perder seguimiento a pasos agigantados. De hecho FOX redujo la emisión a solo un día para la próxima temporada, y el jurado ha sufrido varios cambios. Probablemente una de las causas del mal desempeño en la actualidad de estos programas sea que el público debe esperar a veces días para que los resultados de las votaciones se muestren, y el público no tiene un poder de decisión demasiado explícito sobre el futuro del programa. A esos fallos en la televisión apunta Rising Star.


El formato de origen israelí combinará la televisión y las plataformas móviles, para que el público, a través de una aplicación, pueda decidir en tiempo real si el participante continúa o no en el concurso; inluso podrá salir su cara al aire. Un muro gigantesco será la pared que divida la fama de su realidad actual a los participantes. Ellos cantarán, y mientras esto suceda el público votará si le gusta o no, si supera cierto porcentaje, el muro se levantará, mientras que en el caso que no suceda serán eliminados del concurso. La aplicación es gratis y se encuentra disponible para Android, iOS y Windows Phone. Además no es necesario registrarse ya que se puede ingresar con tu cuenta personal de Facebook o Twitter.

Ke$ha, Ludacris y Brad Paisley serán los "expertos". No queda demasiado claro a través de los avances el papel que cumplirán dentro del show, pero si se hace énfasis que no serán un panel de jurados; el jurado será el público a través de la aplicación. Josh Groban será el conductor del programa.

¿Atraerá al público masivo a la pantalla abierta de nuevo? La combinación de la actividad social en internet podría ser un excelente llamador para aumentar la audiencia, y el formato parece ser realmente innovador, pero ¿será suficiente?

"La televisión en vivo no será la misma". Rising Star debuta este domingo a las 9PM en ABC.

About Felipe Seoane

Felipe Seoane
Recommended Posts × +