AHORA

Suma y Resta: La TV lo extraña más que el público


Tanto en su país como en el nuestro en los últimos 22 años, nos hemos acostumbrado a pasar (al menos) alguna noche con el programa de Marcelo Tinelli en el living de casa. Con el estilo deportivo, humorístico o de reality, Videomatch y Showmatch siempre fueron comentario popular a la mañana siguiente: "Che, viste a Tinelli ayer?"

Volvió casi siempre en abril. Las últimas veces, en mayo. Un año, lo hizo en agosto... Siempre estuvo. 

Este año fue distinto. Se lo esperó en un canal, en otro, en un tercero, con señal propia. Estamos en setiembre y no apareció. Sabemos que no lo hará hasta el 2014.

El público no lo extraña tanto, pero la tele sí. Internet y la tv cable se han llevado en ambas orillas a la fiel teleaudiencia que cada noche acompañaba al Cabezón. Pero la tele no tiene alternativa de desvío. 

Su espacio en El Trece fue rellenado de apuro con Farsantes, la ficción más vista diariamente de una tv argentina que promedia menos de 18 puntos diarios. Los canales líderes llegan arañando a promediar 10 puntos en el día.

Ya no esta la retroalimentación "programas de chimentos - programa de Tinelli". No se generan temas de interés. El público se escapa, abandona a la televisión abierta cada vez más carente de ideas.

En Uruguay, Teledoce, ante la ausencia de Marcelo, estiró su programación de verano. Al igual que sucedió con Verano Perfecto, que terminó siendo "Verano Eterno", los programas que iban a quedarse hasta que el calor cesara, permanecieron para no abandonar la pantalla. 

Ciclos como Sinvergüenza, el cine de las 23 horas, las novelas de PolK y Avenida Brasil (marcando la vuelta de una telenovela brasilera al prime time del canal, histórico recurso del 12 en su época pre-Tinelli) reemplazaron a Showmatch, carta de éxito rotundo para La Tele, que ahora alterna el liderazgo con Canal 10, muy fuerte en horario central con Salven el Millón y Yo y Tres Más.

Desde 1990 que en los pasillos de los canales se realizaba la pregunta "¿Qué será de la televisión sin Tinelli?" La respuesta llegó en el 2013: nadie es imprescindible, pero el medio siente la ausencia de Marcelo. El 2014 se encargará de contestar "Y ahora que no está, ¿cómo va a ser su vuelta?". La tv de aire lo espera de brazos abiertos, con la llave pronta para que el motor generador de debates interminables se encienda y no deje de quemar combustible... Pero ojo:  es un recurso agotable.

About Bruno Marzoratti

Bruno Marzoratti
Recommended Posts × +