AHORA

Informe | ¿El artista o el mediático del año?



El programa que conduce Mariana Fabbiani para El Trece no encuentra su rumbo. Fue promocionado como una gran apuesta con un jurado de notables, como lo son Nacha Guevara y Nicolas Repetto, una escenografía triada desde el exterior, un conservatorio creado exclusivamente para el reality y una serie de participantes que explotarían su talento en el escenario.
Sin embargo las cosas no siempre resultan como uno quiere y hay que dar volanteadas de último momento. Los números del programa empezaron a marcar cambios para lograr captar la atención del público, que todavía se sigue mostrando un tanto indiferente frente al ciclo.
Podemos analizar un par de aspectos que pueden estar influyendo en el público a la hora de ver el programa:


EL JURADO

Los mentores, como son llamados dentro del ciclo, no logran un papel preponderante ni totalmente estable. Por un lado Nacha Guevara actúa con vara firme y se muestra como la villana del ciclo, llevándose puestos a los participantes, conductora e incluso coachs. Por otro lado Nico Repetto parecería ser el lado sensible del programa, el que comprende y 'protege' a los participantes.
El rol del jurado se vuelve aburrido, solo tienen en su mano un SI o un NO, sin un margen que permita la discusión o el intercambio. Esto hace que al haber dos mentores y dos opciones, las decisiones finales no sean tan apasionantes ni jugadas, uno tiene la chance de cambiar la decisión del otro con un SI, aplacando el NO del otro mentor.

LOS PARTICIPANTES

El casting no termina de definirse nunca. Hasta el momento la producción busca integrar nuevos participantes, junto con los participantes también se define parte del rumbo del programa, es decir, si se va a ir por el lado más bizarro por el lado del talento. En este programa esa linea se cruza constantemente, generando una cierta confusión entre el público y lo que el show ofrece. 

EL JUEGO

El objetivo final del concurso no se termina de entender, no se sabe quien gana ni que gana, cuales son las etapas dentro del juego, etc. Esto también lleva a una gran complicación para los mentores, no saben a donde apuntar, ya que de un talent-show se está transformando en un reality show, con incorporaciones como las de Amalia Granata en el programa diario o Rodrigo Diaz en un casting fallido. También la producción parecería que quisiera lograr un parecido con Soñando por Bailar 2, incluyendo a Granata o tentando a Ángel de Brito y Reina Reach. 

Lo cierto es que las mediciones del programa no están acompañando y sus emisiones diarias junto con sus galas pierden la franja constantemente, incluso con la ficción 'Mi Amor, Mi Amor' que hasta hace poco fue criticada por sus bajos números. 

About Emiliano Rodriguez

Emiliano Rodriguez
Recommended Posts × +