AHORA

Bailando 2012 | Charlotte y Cristian U en el teléfono



Después de haber vencido a Julio César Chávez Junior en Las Vegas por el título mundial de peso mediano, el boxeador regresó al estudio en el que arrancó el año bailando. En referencia al acompañamiento de los argentinos en estos meses y a su victoria, el mendocino dijo: “Cuando me fui dije que daba la vida por esta pelea y lo dí todo. La preparación fue durísima y la energía de todos ustedes me llegó al corazón. Más de 3 mil argentinos viajaron y vivieron una verdadera fiesta, más allá del dramatismo del final. Esa sorpresita que me dio Junior que casi me cuesta caro. Yo hice lo que tenía que hacer y ni él ni nadie me iba a impedir tener el título. En la previa no sabía si dirigirme a Junior o su padre, por eso le regalé un biberón. Quiere una revancha y le espera el doble de dolor. Lo golpeé muchísimo y en una revancha lo puedo golpear muchísimo más. No va a quedar bien”. A propósito de esto último, aseguró que en 2013 peleará en el país. “El año que viene voy a pelear en Argentina”. Samson Lewkowicz, su representante, bromeó: “Donde manda capitán… Estamos evaluando que un evento como el que se hizo en Las Vegas, al hacerlo acá, Sergio ganaría el 40% de lo que ganaría allá. Pero él quiere pelear en su país”. El hombre de negocios uruguayo, acompañado por el español Miguel De Pablos, no quiso adelantar el rival que están gestionando para dicha cita. 

El deportista aprovechó la oportunidad para presentar el libro de su historia, desde Cláypole a Las Vegas, llamado “Corazón de Rey”. Luego pidió que las cámaras registren la cara de Marcelo Tinelli antes de que se la desfigurara en un desafío sobre la arena. El conductor, reconoció que durante el fin de semana estuvo estudiando el video de la pelea con Cháves y que tenía la fórmula para hacerlo besar la lona, o en este caso la arena. 

Las quince parejas en competencia se presentaron a conocer el veredicto del jurado de cara a una nueva gala de sentencia en la arena. 

Las posiciones de la ronda de danza árabe sobre la arena quedaron lideradas por Magui Bravi con 59 puntos (subtotal de 49 + el voto secreto 10), seguida por Adabel Guerrero – Reinaldo Ojeda (48+10=58), Hernán Piquín – Noelia Pompa (45+10=55), Matías Alé (44+10=54), Paula Cháves - Pedro Alfonso (44+9=53), Verónica Perdomo (44+8=52), Karina Jelinek (41+10=51) que se lesión{o el siático y será reemplazada por la sueca Alexandra Larsson; Andrea Rincón (42+8=50) y Federico Bal (40+10=50). 

Sentenciados quedaron Charlotte Caniggia (19+6=25), Alexander Caniggia (28+5=33), Tito Speranza (35+9=44), Cristian U (35+9=44), Florencia Peña (35+9=44) y María Vázquez (35+9=44). Todos ellos protagonizaron el duelo. 

Florencia Peña y Nicolás Scillama fueron los primeros salvados por el jurado (por unanimidad) y más tarde, fueron confirmados en la siguiente instancia por total acuerdo María Vázquez y Marcos Gorosito. Un fallo dividido favoreció a Alexander Caniggia y a Sofía Maccaggi y otro, al binomio Tito Speranza – Melina Greco. 

La definición telefónica, por ende, quedó definida entre Charlotte y Cristian U. Sin embargo, por falta de tiempo, el desenlace deberá esperar hasta el martes. Uno de ellos dejará el certamen. El otro, bailará electro dance. 

Alexander habló sobre su escandalosa salida de la Bombonera el domingo: “Fuimos 5 personas porque nos dijeron que habían lugares para todos, pero había lugar para 3 y ¡¿Cómo voy a ir con mi gente y la voy a dejar afuera?! Mi padre jugó en Boca. Nos hizo entrar a la cancha (Cuggini) pero no nos dieron lugares. En el palco presidencial, encima, nos pusieron en la quinta fila y no se veía nada”, reclamó el rubio, que también negó haber dañado una camiseta. Charlotte también hizo su descargo: “Llegamos y no había sillas. Nos hicieron subir trescientas escaleras buscando un palco y no había lugar. No tengo nada en contra de la gente de Boca pero estuvo mal organizado todo. No voy a volver a esa cancha”. 

Fabio Cuggini, el peluquero que invitó a los hijos de Mariana Nannis y trabaja en RRPP del club de la Ribera, aseguró: “Yo estoy colaborando con el club y a cada uno que invito le doy una camiseta, como a Carlín Calvo y Ricardo Arjona. Se me ocurrió agasajar a los chicos por las satisfacciones que nos dio el Pájaro. Boca es muy riguroso para entrar y teníamos cinco lugares. Pero ellos eran cinco invitados y otros cinco de seguridad. Como uno intenta dar el ejemplo, no pedimos más entradas. Se me ocurrió hacerles pisar el campo de juego donde jugó su papá. Si no querían, hubiesen dicho que no y listo. El presidente nos dio gentilmente su palco y Alexander dijo que no veía nada y que se quería ir. A las instituciones hay que tenerles respeto, quiero que me devuelvan la camiseta del club”.

About Emiliano Rodriguez

Emiliano Rodriguez
Recommended Posts × +